domingo, 28 de septiembre de 2014

Barítono o Tenor?


Estuve leyendo las entradas de los co-escritores de este blog y todas ellas son tan divertidas..algunas hilarantes...pero hoy mi estado de ánimo es diferente.  La melancolía ha hecho presa de mi en este día. Quizá porque llovió toda la jornada, quizá porque se acerca mi cumpleaños, quizá quizá quizá...así que simplemente para no faltar a mi compromiso de publicar, les cuento una breve y sencilla anécdota familiar.  Mi papá tenía un mejor amigo, llamado Omar Zatti.  Escritor, el hombre. Y gardelianos ambos.  Omar escribió media docena de libros todos relacionados con el máximo ídolo de la música rioplatense, Carlos Gardel.  Mi papá lo acompañaba a revisar archivos, a entrevistarse con gente que conocían en círculos tangueros y que le aportaban datos inéditos para sus obras.  Omar escribía y luego juntos revisaban, corregían... Fueron amigos toda su vida Omar y papá.  Tenían a Gardel y a River, el equipo de fútbol de sus amores, en común.  Podían estar horas y horas hablando.  Y sólo una vez los vi discutir.   El problema fue que Omar había puesto en un párrafo de su libro que Gardel era tenor y mi padre insistía con que era barítono.  Que sí, que no.  Hicieron llamadas telefónicas, fueron a los libros.  Estuvieron días tratando de ponerse de acuerdo.  Hoy con internet a su disposición la discusión se hubiera zanjado en un momento... pero ellos eran de tiempos en que todo se investigaba y se escribía con papel y lápiz...finalmente papá claudicó y Omar se salió con la suya.  Después de todo era su libro. Y además para mi padre la amistad era más importante que ganar cualquier discusión. Hoy cuando pensaba qué contarles, recordé esta discusión y entré a buscar a la red.  Los dos tenían razón.  La voz de Carlos Gardel era tan especial que lo han clasificado tanto como tenor, como barítono en distintos momentos de su carrera.

 A un minuto de que se acabe el tiempo para publicar, les dejo dos imágenes.  La portada del libro en cuestión y una foto de mi viejo querido.  Si, la de la capelina blanca soy yo... 

10 comentarios:

  1. Linda, lindísima historia, querida Alada! Se transparenta todo tu cariño por tu padre en estas letras. :) Y la foti, ESA foti... hermosa! Gracias por compartir!
    Gardel en la isla también tiene su sitio muy especial. Recuerdo que había incluso un club de "amigos de Gardel" o algo parecido. Se reunían en un local que tenía las paredes llenas de sus fotos, ponían sus discos, bailaban con su música... Todo un culto era el que le dedicaban. Sí, tenía una voz -¡y una presencia!- muy especiales. Me has transportado a un tiempo en que pasaba por el club con mi padre que, curiosamente, conocía a algunos de los habituales...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haber servido de "alfombra mágica" para ese viaje a la nostalgia. Te mando muchos besos.-

      Eliminar
  2. Sister me encanta la historia, se nota todo eso que sientes por tu papá, la niña de la foto ¿Eres tú?
    Me encanta Gardel, he escuchado sus canciones y aunque no lo hago a toda hora siempre me trae muy buenos recuerdos, su voz, su música
    Un super abrazo desde Colombia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, la pequeña de blanca capelina soy yo. Aprendiendo a caminar en el Puerto de Mar del Plata. Te quiero, brother.

      Eliminar
  3. Amiga, pensar que una palabra nos pueda transmitir a momentos tan bellos, a recuerdos de la infancia, a los momentos pasados con nuestros seres queridos, ausentes fisicamente pero presentes porque siempre están con nosotros, tu pàpá guiándote desde tus primeros pasos, se nota que en la foto aún no podías caminar sola y actualmente sigue guiando tus pasos. ,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, amiga, papá siempre nos guía aunque físicamente ya no esté. Besotes, hermosa.

      Eliminar
  4. absolutamente hermosa anécdota, ni que decirte que no hay cubano que no adore a garde, bueno, cubano de mi época, los jóvenes seguro ni lo conocen. niña que es turf? ahí si que me dejaste fuera de onda!!!! gracias por compartir tus recuerdos, yo me pasé la semana exprimiéndome el cerebro tratando de recordar un tenor cubano que conocí en praga y jamás logré ubicarlo, además estoy con las atenciones muy dispersas y así no coordino para escribir nada valios, mejor disfruto lo que ustedes nos comparten

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Turf!!! son las carreras de caballos! acá son muy populares...no les gustan a ustedes? Que bueno es saber que Gardel es nuestro embajador en todo el mundo! Besos amiga

      Eliminar
  5. Ceci qué hermosa historia! te leo y siento el amor inmenso que sientes por tu papá.

    Me encanta esa amistad tan fuerte que nos relatas y ese trabajo de hormiga del escritor-investigador para poder conocer hasta el más mínimo detalle con respecto al tema, en este caso, Gardel.

    Y no puedo dejar de mencionar la fotografía, esa nena vestida de blanco enamora! si tenía a tremendo galán sosteníéndola.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Loly!
    Lo extraño cada día.

    ResponderEliminar