lunes, 22 de diciembre de 2014

LA SEMILLA

Aquí en Ecuador se utiliza mucho la palabra "ñaño"  (tomado del quichua) para referirse a los hermanos de sangre, aunque también en el argot popular se les dice a los amigos de mucha confianza.

Yo la utilizo  solamente en la familia, ya que esa palabra la escuchaba mucho entre mis padres al referirse a nosotros, sus hijos.

Cuando tenía unos  6 años, siempre escuchaba especialmente a mi papi decir: "dale a tu ñaño"  "comparte con tu ñaña"  "acompaña a tu ñaño", etc. luego, cuando llegue a ser adulta comprendí la finalidad que él perseguía, cuando nos decía que vayamos juntos a la escuela y juntos debíamos regresar, aunque uno de nosotros saliéramos antes, también cuando llegaba con 2 guineos (bananos) y hacía que la dividiéramos entre los 4,  entre otras cosas.

Yo, como la rebelde de la casa le preguntaba que por qué no compraba 4 con lo barato que eran y que no deseaba esperar a mis hermanos que eran mayores, ya  que  para volver a casa,  conocía perfectamente el camino de regreso.

Con el paso de los años me dí cuenta que los cuatro éramos una sola piña, tan unidos en las buenas y en las malas, sin ningún tipo de condiciones ni miramientos y nosotros hemos continuado con la semilla sembrada por mi padre, nuestros hijos siguen el mismo ejemplo y en general toda mi familia somos muy unidos, especialmente cuando alguno de nosotros estamos en dificultades.

Ahora estamos solo dos ñañas,   hoy es el cumpleaños de mi hermana, aunque se encuentra en otro país sabe que mi pensamiento se ha mantenido todo el día con ella por las circunstancias especiales que hemos tenido que pasar.



15 comentarios:

  1. acá en México no se usa esa palabra

    que linda enseñanza por parte de su padre, que bueno que los hijos las aprendieran y tuvieron la fortuna de estar juntos en cualquier circunstancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Hilda, luego de algunos años ya no me molestaba recordar estos acontecimientos que cuando era pequeña porque según yo, coartaban mi poder de decisión y libertad.

      Eliminar
    2. ah si, es que cuando uno es pequeño, no siempre capta la intención de los padres, hasta después cuando crecemos :)

      Eliminar
  2. No, en la isla tampoco la usamos pero suena bonita. No la usaría, pero me gusta la intimidad que sugiere.
    Mis hermanos eran mucho mayores que yo, todos, pero incluso así mis padres lograron que fueramos bastante unidos. Ahora ya todos andamos desperdigados por el mundo, pero siempre nos llamamos y nos mantenemos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así vi en la foto Elena, hay una gran diferencia entre tus hermanos y tú y siendo la única mujer ya me imagino el cariño que toda la familia deber haber tenido contigo.

      Eliminar
    2. No soy la única mujer, Angélica. Tengo una hermana que me lleva unos 15 años o más, no lo tengo claro. Pero no tengo ninguna foto con ella.
      De todas formas, al ser la más pequeña pues sí, todos me consentían mucho :)

      Eliminar
  3. Y te has quedado corta para contar todas las aventuras que pasaban Uds cuando eran pequeños, por ejemplo, eso de compartir todo, hasta los castigos, pues cuando se peleaban mi abuelita les repartía zapatillazos por igual, sea que hayan participado en la pelea o no jejejeje.

    Y si, es de agradecerle a mi abuelito y a todos Uds. el que nos hayan sabido inculcar ese gran lazo de unión en la familia, no hay circunstancia, feliz o triste, donde todos no estemos participando de alguna manera. Y ya sabes, en nuestra familia no hay secretos, quieras o no, siempre terminamos enterándonos todos y alegrándonos o entristeciéndonos por lo que le pase a alguno de nosotros.

    ResponderEliminar
  4. A nosotros también nos enseñaron a compartir todo pero no al extremo de esperar a los otros para acompañarnos al ir a la escuela :)
    En Guatemala tampoco se usa la palabra ñaño(a) y me es muy difícil de pronunciar, jajaja.
    ¿Que diferencia de años había entre uno y otro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mucha mis hermanas mayores (mellizas) y mi hermano apenas era de 1 año 4 meses y conmigo 3 años 6 meses.

      Imagínate Miriam lo que significaba para mi esperarlas luego de la salida de clases, ya que ellas se ponían a jugar y tenía que esperarlas para regresar juntas.

      Eliminar
    2. Es verdad, no era mucha diferencia, qué bonito :)

      Tienes que agregar la paciencia a tus virtudes :D

      Eliminar
  5. Hola, esa semilla que refieres, yo la recibí gracias a asar tanto con mis abuelas y tías, La familia de mi mami son ocho hermanos y son super unidos, muy diferentes pero muy unidos, es genial escucharlos sobre sus anécdotas, y las dificultades de compartir la comida, pero todo es bello y es con lo que uno se forma y hasta extraña.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es lindo saber que puedes compartir con toda confianza tus problemas o alegrías con tus más allegados.

      Eliminar
  6. Que buena la alegoría de la semilla...me hizo pensar tu entrada, Angelica, que la relación que no tengo con mi hermana, la tengo con algunos de mis primos/as.... la semilla se siembre de todas formas,...

    Gracias por aclarar que ñaño, proviene del quichua!

    Beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces por cuestión de caracteres no se llega a congeniar, pero estoy segura que en cualquier momento te has de sorprender cuando llegues a compartir algo con tu hermana.

      Y sí, mira que es con tus primos con quienes congenias mejor, de todas maneras es algún miembro de tu familia.

      Eliminar