miércoles, 1 de octubre de 2014

EL “Cerebro” COMO DISCRIMINADOR

Colaboración de Luisa Adriana

Como una especie de deya vu, llega esta palabra para no solo inspirarme sino más bien como una cierta incitación a colaborar con este espacio que parece hacernos apreciar nuestro don de la palabra escrita, y es un abrebocas para mostrar facetas indeterminadas, y casi ocultas para algunos. Mi vínculo con el “Cerebro”, está ligada a mi desarrollo como ser humano dentro de un mundo estigmatizado y fríamente cultivado en el machismo. Las apreciaciones personales, pueden salirse del entorno real, me dirían, pero mi vida ha estado más que unida al impulso de las capacidades que el “Cerebro” nos permite ampliar en ámbitos personales, profesionales, sociales y varios otros aspectos.
Durante la existencia de la humanidad hemos visto determinados muchos componentes que sirven de puente para discriminaciones hacia la mujer, y aun lamentablemente aparecerán otras, cada vez que el entorno se va equiparando surge una nueva. La mujer ha sido limitada por sus funciones de procreación, en pro de supervivencia de la especie. Y entra nuestro amigo el “Cerebro” como una de ellas. Desde análisis fisiológicos, químicos, psicológicos, psiquiátricos y eventuales estudios de fútiles estadísticas, que pretende demostrar que entre otras, la diferencia entre hombre y mujer está en la conformación del “Cerebro”.
Yo, decidí, me forme, arriesgue, y un poco con arrogancia diría me sometí, al espacio donde los hombres eran multitud y las mujeres brillaban por su ausencia. Al confrontar esta realidad y conocer pormenores acerca de los estudios, (que no desvirtúo), con la posición de educandos, jefes, y compañeros en querer demostrar que nosotras -las mujeres- por nuestro “Cerebro”, no podemos hacer o realizar ciertas cosas, fue el recurso para comprender que las diferencias de género, las que nos imponemos nosotros mismos, se deleitan haciendo del “Cerebro” uno de los protagonistas. No tengo ninguna educación que me permita decir que todo eso es mentira, pero si tengo la realidad personal, incluso me dijeran acá no queremos mujeres, no pueden, de ver que en las competitividades laborales, la mujer entra en desequilibrada competencia;  unas buenas piernas contra un buen “Cerebro”, un buen peinado contra un esfuerzo físico, un enloquecedor escote contra una lógica matemática;(ningún aspecto personal para enfrentarme como esa mujer)  y quien decide..? El “Cerebro”, con los ojos que disfrutan morbosamente de la primera impresión, o el cerebro que se ha preparado académicamente para esta competencia?. Cualquiera de los dos aspectos, podrían estar plagados de esa parte del ser humano que nos da la dicha de llegar a ser equitativos, justos, grandes profesionales, excelentes seres humanos, EL Sr. “Cerebro”.
Puede que las manifestaciones del “Cerebro” sean diferentes, nosotras  más emotivas, verbales, complicadas, ellos, más lógicos, concretos, descomplicados; si, es una realidad; pero allí en ese cerebro, se haya la energía, para ser grandes científicos, promotores de bienestar, que el medio de este podría demostrar que su naturaleza no da razón de que uno u otro seamos más capaces, deberíamos hablar de aptitudes, de diferentes necesidades, que incluso tienen que ver con la composición y estructura cultural, de que esos “Cerebros” necesitan es salir, adaptarse, han de existir otras diferencias hormonales, sumadas por las cuales hombres y mujeres no puedan desarrollarse en ciertos ámbitos, en idénticas condiciones y más aún en espacios similares.
Acepto que hay situaciones diferentes, los hombres parecen necesitar ser súper héroes, y las mujeres acunar en sus bazos cuanta cosa llegue a ellos; pero hay un desarrollo que tiene que ver con lo práctico de cada día, que no merece ser medido tan solo por el “Cerebro” y su funcionabilidad, hay capacidades que no se miden, sino se cultivan.
Al cabo de casi 23 años, comencé a trabajar con mujeres en su mayoría, y mi perspectiva no cambio, el mundo que los hombres fabricaron y fabrican para nosotras, hace que una mujer deba hacer aseo para ayudar en su hogar por qué es lo único que puede hacer por que el marido le dice, usted no sirve para nada más, y hoy me reitero la duda, Quien determina eso, el “Cerebro”? No, es un elemento más que con buenas justificaciones científicas, ahonda en pro de la discriminación, porque es el recurso de algunos para ejercerla y de muchas para aceptarla.

__________________________________________________



Soy Luisa Adriana, Colombianísima, amante de la vida, las letras, la música, profundamente entregada a vivir tranquila en armonía, con mis adorados hombres. Anhelo en este espacio con tan grata idea poder compartir ideas que te quedan rondando en la cabeza.

23 comentarios:

  1. Ah que bueno verte por acá, Luisa!
    Muy buena colaboración, muchas verdades que nos dejan pensando...Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, gracias a ti, y el leerme. Abrazo

      Eliminar
  2. Luisa muy aleccionador lo que nos compartes, en lo personal veo que tanto hombres como mujeres hacen uso de sus dos hemisferios, el lógico y el sensible, pero nuestra sociedad ha impuesto que el hombre no puede ser sensible, cosa absurda, la sensibilidad y la lógica deben ir de la mano. Veo el cerebro como el mundo en el que somos libres, nuestra mente es ese mundo al que nadie debería poder acceder, pero también resulta una jaula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Christian, es a eso lo que me refiero, somos los seres humanos quienes creamos esas barreras, mas allá de las diferencias fisiológicas que hayan,las que creamos, por muchas razones son las que nos separan El que no podamos ingresar a tu cerebro, quizá te hace único, en realidad es diferenciador.

      Eliminar
  3. Yo tenía un profesor en la universidad que decía que los hombres y las mujeres somos diferentes por la evolución, que eso no hace que unos sean mejores o peores, solo estamos adaptados al papel que hemos venido desempeñando en la sociedad, a medida que el tiempo ha ido pasando y hemos ido evolucionando... ¡Qué bueno verte por acá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria Angelica, la verdad no en todo evolucionamos ni hemos cambiado, eso lo vivimos al tratar de trabajar por ejemplo con hombres, digamos donde la superioridad numérica nos agobie, aun existen estas diferencias, y si, debería ser el cerebro el que nos permitiera esa equidad. Saludos.

      Eliminar
  4. Bienvenida, Luisa! Un placer leerte por acá.
    Tocas un tema complejo que puede tener mil interpretaciones, pero básicamente estoy de acuerdo contigo. Si tenemos o no un cerebro diferente, eso no quiere decir necesariamente que seamos unos mejores que otros. Somos diferentes, y a mucha honra. Cada cual tiene sus peculiaridades biológicas, emocionales, intelectuales, y no por eso es mejor o peor a otro ser humano. Es simplemente diferente. Lo raro es la sociedad y el papel que nos asigna, pero en fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti, gracias por al cordialidad, y la gran idea. das el dato preciso, el papel que nos asignan,y bueno siempre espero que vengan dias con mas equidad, y nos deje de lado ese y logremos entrar en la sociedad con el ansia de ser quienes somos, mas que "feminas"..
      Abrazos

      Eliminar
  5. Me uno a las bienvenidas, es grato leerte acá Luisa Adriana.

    En cuanto a este tema, que ha sido una constante desde que tengo uso de razón :) yo peleaba mucho por mis derechos desde niña, llegando incluso a desear haber nacido hombre para no enfrentar los "las niñas no pueden" o "las niñas no lo hacen". Lo que me resulta inconcebible es que muchas mujeres sean quienes se pongan esos límites, eso me descompone, ojalá que las para las nuevas generaciones esto ya forme parte de la historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miriam, gracias por la Bienvenida..!! Casi que estamos en igualdad de ideas, y creo como muchos certifican, el mayor discriminador somos nosotras mismas, nos faltara valor..?? O en realidad habrá inferioridad..?? Yo, no pienso asi,claro. Saludos

      Eliminar
    2. No creo que sea falta de valor, pienso que es ignorancia, tenía una amiga que siempre me decía "mis hijos no harán ningún oficio en la casa, mientras tengan a su madre" y yo siempre le decía "¿y cuando no la tengan?" , y otras piensan que los hombres trabajan más, se cansan mucho y merecen llegar a descansar, ufff me chocan tanto esos comentarios, pero bueno, ojalá que con el tiempo si no lo hacen las mujeres, los mismos hombres peleen por sus derechos a ser amos de casa jajaja.

      Eliminar
  6. Bienvenida Luisa, esto que mencionas es uno de los tantos estereotipos que hay. Sí, hay evidencia científica, que ciertas actitudes y sentimientos son de predominancia masculina o femenina, gracias a nuestros neurotransmisores y hormonas.
    Pero muy distinto es que haya predominancia a que sea exclusivo de.
    Todas las mujeres que como tú se atrevieron en carreras así, deben sentirse orgullosas de romper esos estereotipos.
    Inteligente y bella además.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo Hilda,
      Gracias por los comentarios. Mira,si en realidad, buscáramos la equidad, no parecernos al Varón, con el respeto que me merecen los presentes; se lograría mas; pero bueno, es un tema, sin fin, para mi lucha permanente, hoy día en la educacion a mis "varones"...

      Eliminar
  7. Un saludo Luisa, y bienvenida,
    Un comentario para refleccionar, creo que la diferencia la imponemos nosotros mismos, somos seres con cerebro y órganos diferentes, pero todos somos seres humanos., y nos necesitamos unos a otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada Ylba, gracias por tu saludo. No pudo responderte mas que con una frase de mi amiga Simone de Beauvoir..."El hombre se define como ser humano y la mujer como femenina - cuando ella se comporta como un ser humano se dice que está imitando al varón". Casi que es un estigma; pero bueno para ello el cerebro ha de ser fortalecedor de nuestro lugar... (me están haciendo hablar de mas...)...Abrazo

      Eliminar
  8. Luisa Adriana que gusto tenerte colaborando aquí!.

    Muy interesante lo que mencionas, es algo que también me he cuestionado siempre, el porqué, a pesar de todos los avances que ha tenido la sociedad, se sigan manteniendo ciertas creencias atávicas que pretenden asignar roles para hombres y roles para mujeres, cuando en realidad, en mayor o menor grado, todos estamos en capacidad de realizar diferentes tareas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada Angelica, sabes..?? en mi rol laboral, aprendí algo practico, por mencionarlo de esta forma; hay tareas que no puedo hacer, por que no tengo la fuerza de algún compañero, pero tengo la iniciativa, la capacidad de buscar medios, de utilizar maquina, para cumplir con mi labro, Entonces allí se equiparan las cosas, y todos podemos estar realizando tareas a fines. Es una experiencia mas. Abrazo

      Eliminar
  9. Mi profesión me ha permitido tratar en lo posible de acabar con ciertos mitos donde ubican al hombre como mejor para los números, la oratoria, ser líder entre otras cosas ante las mujeres, lamentablemente es una especie de machismo que las mismas mujeres incentivamos desde el hogar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angelica Maria, gracias por leerme; mencionábamos antes, que la mujer es parte de este todo que aísla, y segrega, y si viene desde casas, muchas veces. Cuando tu o yo, accedemos y mostramos que la igualdad de capacidades no afecta, y que podemos surgir, ambos, es una paso adelante, para que exista equidad.

      Eliminar
  10. Curiosamente tengo un profesor experto en todos estos temas de Anatomía, Fisiología y demás, que no hace sino alabar constantemente el cerebro de las mujeres, dice que el de los hombres no tiene casi nada que hacer al lado del de las mujeres, que es más eficiente el de ellas y así. Recuerdo que nos dio ejemplos incluso, aunque confieso que no logro recordarlos muy bien pues nos atiborraron de tantos datos en esa época que me hago un lío en la cabeza. Más adelante sé que comprenderé mejor sobre este tema y podré recordar y hablar con propiedad del asunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Alex, un saludo de mi parte a tu profesor. Si tienes algún momento, te recomiendo leer la biografía de Marie Curie, no en el ámbito científico, fue grande como mujer, en el sentido literal, la admiro mucho.

      Eliminar
    2. Yo también leí una biografía de Marie Curie y es realmente impresionante, vale la pena Alex, procura buscarla y léela.

      Eliminar