jueves, 13 de noviembre de 2014

Dos pies izquierdos

Si una persona tiene dificultades para seguir el ritmo mientras baila, solemos decir que tiene dos pies izquierdo. Yo suelo presumir mis dos pies izquierdos, que en el fondo no son tan izquierdos,  es más bien un izquierdo y un derecho con complejo de izquierdo producto de un escaso gusto por el baile. Mientras esos dos pies izquierdos esten acompañados por un gusto de nulo a moderado por el baile todo esta bien pero si por el contrario, el gusto por el baile es proporcional a la incapacidad, no solo de llevar el ritmo, sino de simplemente coordinar ambos pies hay serios problemas, no para el dueño de esos dos pies siniestros, el problema es para la pareja de baile.

Hace unos años, para la entrega final de un angelito (amigo secreto en algunos países) organizamos una parrillada en la casa de una amiga, acudimos todos los que participamos en el intercambio de regalos, el grupo incluía a unas pocas personas que no eran muy cercanas pero que se integraron a la actividad, entre ellas una joven que bailó prácticamente toda la noche, hasta los anuncios bailó. A medida que pasaba la noche nos dimos cuenta que no repetía pareja, que casi todos se excusaban con un cuando venga del baño...cuando revise la carne...cuando regrese con la cerveza y cosas por el estilo, todos salvo el pobre Rene, tan buena gente él, se convirtió en la víctima de dos pies izquierdos.
Al otro día salieron los cuentos de lo mal que bailaba la muchacha, que no sólo era lo mal que bailaba, que también pisaba. El pobre Rene nos contó que sus zapatos quedaron todo pelados de tantos pisotones que recibió y los pies adoloridos.

La joven, una de dos, o era totalmente inconsciente de su incapacidad para el baile o su gusto por el era tan grande que no le importaba!!

19 comentarios:

  1. uf, me has quitado un peso de encima, ya sabes que la gente cree que si somos caribeñas tenemos que bailar como profesionales, yo, lamentablemente, carezco de ese talento, bailo cuando esto contenta en casa escuchando radio y haciendo mis quehaceres, pero de ahí a salir de mi casa a un baile, dios me agarre confesada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Vilma, ese es un cliché al que he tenido que enfrentarme siempre. "¡¿Pero cómo, no bailas?! ¿Una cubana que no baila??" Se creen que eso nos viene con los genes, jejeje

      Eliminar
    2. ¿¿¿¿Ustedes dos no bailan como Juana la cubana???? me han roto el corazón :P

      Eliminar
    3. jajajaja..pues entonces yo soy el prototipo andante!!!! Adoro bailar!!!! No puedo estar en un restaurante o cabaret sin mover los pies cuando empiezaa tocar la orquesta, el trio o lo que sea...y el final es mi marido sentado a la mesa y yo bailando toda la noche!!! El pobre!!! El si tiene dos pies izquierdos!!!

      Eliminar
    4. Ufff!!! menos mal, alguien que salva al gremio :)

      Eliminar
    5. Jajajajaja Miriam me mataste de la risa con eso de que no bailan como Juana la cubana

      Eliminar
  2. Parece que el último en darse cuenta de su incapacidad es quien la padece, pobre chica, lo bueno es tuvo variedad de acompañantes, tal vez ese sea su fin :P

    Tal vez le iría mejor bailando la Yenka, jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre chica? Pobres pies de las parejas de baile!!

      Eliminar
    2. Jajajaja no has leído mi entrada, ve y ahí está la yenka ;)

      Eliminar
  3. Pos, alguien debería decirle la verdad a la chica, digo yo. Por compasión... ¡con los demás! Jajaja! Es que eso de andar soportando pisotones ajenos es de lo peor. A lo mejor se cree que es toda una bailarina! Hay gente que tiene una idea errada de sí mismos (como la Jenkins!!!)...
    Yo también tengo dos pies izquierdos. En la adolescencia que iba a fiestas era cuando más sufría, porque el baile era el momento de conocer a los chicos. Yo lo resolvía diciendo que sólo bailaba música "suave", como romántica, con la que no había que moverse mucho tan solo llevar el ritmo con el cuerpo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al parecer la joven era un peligro público!!

      Eliminar
    2. jajajajaja...prima asi mismo se excusa mi esposo..con lo de la musica romantica!!!!

      Eliminar
  4. Yo no se si bailo con los dos izquierdos o los dos derechos, me gusta bailar, cuando oigo música ya estoy moviendo los pies, actualmente tengo un problema, el baile ya no es el de mis tiempos, ahora todo es diferente, pero yo para no desentonar trato de acoplarme, menos mal que siempre quienes me acompañan son mis nietos, quienes se disputan la pareja, lo que me hace pensar que bailo como una chamita,

    ResponderEliminar
  5. Soy de los que tienen dos pies izquierdos o dos pies derechos, y nunca me ha gustado bailar, no por eso prefiero los bailes libros sin pasos que seguir, me hacen sentir atrapado, y prefiero las cosas distintas =)
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Yo puedo seguir muy bien el ritmo de las música, sea palmeando, tamborileando o acompañando con algún tamborcito, pero al momento de querer llevar eso a los pies, ¡desastre total!, y más si me pongo a pensar en lo que estoy tratando de hacer.

    ResponderEliminar
  7. ay pobrecita chica, digo, pobres sus parejas de baile, pero pobre, que le van dejando sola, alguien de confianza debería decirle que es mala para bailar para que aprenda. Yo creo que con práctica se puede. Yo no tengo mucha habilidad para bailar, soy torpe, pero tengo ritmo, eso me dice una amiga, y aunque a veces he pisado a personas, la práctica me ha ayudado a no hacerlo.

    ResponderEliminar
  8. Ay Tania, me has hecho reir con tu anécdota... yo creo que esta chica creia que bailaba bien...es como los que son desafinados para cantar y no se dan cuenta y cantan con el alma y a viva voz!

    ResponderEliminar
  9. Huy pobre chica Tania, es que no hay cosa más frustrante que el cuerpo te pida bailar y tu pareja no! jajajaja

    Por lo que veo en este grupo la gente no disfruta mucho del baile, así que me tocará armar pareja con Karelia para salir a bailar, yo no lo hago frecuentemente, pero cuando empiezo ¡no hay quien me pare! y si son bailes con coreografía mejor!, es que adoro seguir pasos de baile.

    ResponderEliminar